Limpieza mensual – Lo que siempre se te olvida limpiar

Comienza un nuevo mes, pero no es un mes cualquiera.

En agosto es el momento de relajarse y de hacer actividades más distendidas pero también debemos sacar un hueco diario a la limpieza del hogar. Tanto para los que estéis en vuestra vivienda habitual como para los que estéis en la casa de la playa/campo os recomendamos tener a mano nuestra planificación mensual de limpieza para que todo quede reluciente sin que nos suponga mucho esfuerzo. A la limpieza diaria vamos a incluir algunos extras que suelen pasar inadvertidos en el día a día pero que resulta fundamental mantener limpios, al menos una vez al mes.

  • Deshacernos de los utensilios en mal estado o que no cumplan su función. Es muy importante no acumular. Tener lo imprescindible nos ayudará a mantener el orden. Del resto de utensilios que decidamos quedarnos, intentar agruparlos por familia y destinarles un recipiente para su colocación.

  • Limpieza de electrodomésticos. Para un correcto funcionamiento y optimizar su rendimiento, recomendamos realizar una limpieza de los electrodomésticos, no solo exterior sino también interior. Hacemos un listado de los imprescindibles: la campana extractora acumula mucha grasa que debemos limpiar, el horno suele tener restos de comida quemados, el microondas sufre un uso diario de salpicones, el frigorífico debe estar en perfecto estado ya que en él guardamos los alimentos y la lavadora acumula restos de cal y detergente que tenemos que eliminar. La batidora, tostadora, freidora y cafetera son otros electrodomésticos de menos tamaño que también debemos incluir en la lista.

  • Lavar las almohadas. Como ya os recomendamos en nuestra página de Facebook en verano debemos lavar las sábanas con más regularidad porque inevitablemente, también sudamos más. A esto tenemos que añadir las almohadas que suelen amarillear sino las metemos en la lavadora regularmente.

 

  • Los cubos de basura. Ahora más que nunca el reciclaje está a la orden del día y podemos llegar a tener hasta 4 cubos diferentes. Es el momento de hacer una limpieza en profundidad y eliminar los restos que se puedan llegar a acumular en el fondo. Además podemos aprovechar la oportunidad para hacernos con otras versiones más compactas que nos ahorren espacio.

  • Repaso general de las zonas más altas. Precisamente por su altura y dificultad de llegar a ellas, estas zonas suelen pasar un poco desapercibidas. Con la ayuda de una escalera dejaremos reluciente lámparas, altillos y parte superior de los muebles.

 

  • Limpieza de pomos e interruptores. Sufren un uso continuado y además están en contacto directo con las manos. Mantenerlos limpios es fundamental.

 

  • Relacionado con el punto anterior están los dispositivos electrónicos. No está mal que de vez en cuando le demos un repaso a pantallas, teclados, mandos a distancia y cables para disfrutar del ocio libre de gérmenes.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *